La sonrisa del diablo (Making of)

Esta novela la empecé a escribir alrededor de hace 4 o 5 años. Aunque la idea surgió mucho antes. Me decidí por el genero negro y el suspense por qué me gusta. Y desde joven me cautivaron algunas de las historias de Jose María Latorre como “Los ojos en el espejo”. Y, además, quería escribir una historia más elaborada para intentar publicarla con una editorial. Pero está claro que ese objetivo era aun más complicado de lo que pensaba por aquel entonces. Quería que el protagonista se enfrentara a una aventura que le hiciera crecer interiormente, moral y psicologicamente. En alemán tienen un termino que le llaman bildungsroman. Para que la historia no contara solamente unos hechos, una trama con nudo, desarrollo y desenlace. Si no también para que contara la historia de alguien, en este caso, de Carlos de Iriarte, el protagonista. Miembro de una familia con una larga línea genealógica que le une a la historia de Tomás de Iriarte. Un ilustrado que vivió en Tenerife en el siglo XVIII. Escritor de fábulas y poemas. De ese modo prolongo una herencia artística hasta el momento en el que empieza la novela.

Cuando la termine y la corregí, lo que significó alrededor de un año y medio, la envié a bastantes editoriales con la esperanza de que alguna me diera una respuesta positiva y confiaran en mi para arriesgarse a publicarla en formato papel. Esa respuesta nunca llegó. Solo me ofrecieron auto publicaciones, y por supuesto, yo no estaba dispuesto a poner dinero sobre la mesa para que mi novela viera la luz. Tampoco creo que sea un método honesto con el propio escritor. Creo que es una manera de engañarte a ti mismo. Si mis escritos no se ganan por si mismos el merito de ser publicados, no estoy dispuesto a dar el brazo a torcer para que me cobren por publicar. Entonces paso el tiempo y finalmente la presente a un concurso de novela negra. No lo gané, pero la editorial encargada de realizarlo se puso en contacto conmigo porque les había gustado y había recibido buenas críticas y me ofrecieron una campaña de crowfunding, evidentemente la campaña no llegó a buen puerto. No conseguí los apoyos necesarios para publicarla. A si que unos meses después decidí hacerla pública en la plataforma Patreon para que sea accesible y asequible para cualquiera que quisiera leerla. Al final si, es un “método de auto publicación” pero no es desorbitada en costes ni para el escritor ni para el lector. Cada un aporta lo que considere justo y nada más.

Al final estoy relativamente contento con el resultado final de la obra, Aunque sé que queda mucho por mejorar. Lo más importante en el camino de un artista en no tirar la toalla nunca. Y levantarse siempre. Suena a tópico pero es la pura realidad. El que algo quiere algo le cuesta. Y nadie nunca dijo que fuera fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: